top of page
  • idinant

Habitar(se)

Actualizado: 23 jul 2023




¿Qué lugar ocupa la biopolítica en la forma en la que “habitamos” y “nos habitamos” ?

¿Qué significa estar "en casa"?

¿Qué significa tomar tiempo para sí?


Leyendo el libro “Casas. Cuando el inconsciente habita los lugares” de Patrick Avrane (2020) al preparar la sesión, me viene a la cabeza la casa en la que crecí y otras en las que pasé mucho tiempo. Al pensar en ellas, recuerdo las formas que teníamos, mi familia y yo, de vivirla.


En algún pasaje este autor afirma: “Una casa es una imagen del cuerpo cuando no solo está ocupada sino habitada, con sus cualidades y sus defectos, su belleza y su fealdad, cosa que puede desagradar a un ajeno y agradar a quienes viven en ella” (pp. 76).


Me llamó mucho la atención esta frase porque no sé si habéis vuelto a visitar alguna vez una casa altamente frecuentada durante vuestra infancia, por curiosidad, para hacer un viaje en el tiempo… si la respuesta es que no…

Pues no lo hagáis…

Es pura decepción… por lo menos, lo fue para mí.


Así que las casas también se habitan, no solamente nosotras…


Aquí, se evidencia lo que avanza Vinciane Despret (2019) cuando trata la territorialización caracterizando este término como la apropiación, no en el sentido de poseer, sino de hacer propio. (p120)


No obstante, me cuestiono si es realmente así, o por lo menos si el lugar que deja el orden social a este tipo de conexión con nuestro hábitat y nuestro ser para que exista, es suficiente para que este tipo de relación pueda tener lugar.


Para reflexionar sobre ello, resulta interesante separar la reflexión en torno a “habitar” de aquella relacionada con “habitarse”.


En el caso de “habitar”, creo importante cuestionarse sobre la posible tensión existente entre entender «habitar» como un acto de posesión, desde la perspectiva del objeto, de la propiedad, y aquella que, como lo avanzan Avrane (2020) y Despret (2019), por entender “habitar” como la apropiación de un lugar propio, suyo.

Es decir, del lugar que vive y respira a través de sus habitantes.


Podríamos creer que la lógica del mercado y los apparatus de gobernanza a los que está ligada nos obligan, de alguna forma, a pensar el cuidado de sí a través de la posesión, del objeto, dejando en segundo plano, por no decir anulada, la perspectiva que hace de «habitar» un sujeto, llevándolo así a ser propio, suyo.


En cuanto a “habitarse”, resultaría pertinente pensar sobre cómo devolver su virtuosidad al tiempo libre, al tiempo que una dedica a sí misma, liberándose “del tiempo que queda después de todo lo demás”.


El tiempo libre conlleva una connotación negativa y es, como lo describe tan bien Mona Chollet en “En casa” (2016), muy pocas veces visto con buen ojo.

Su estigmatización social nos priva de ello.

Su privación nos aleja de la construcción del tiempo para sí.

Además, la disponibilidad del tiempo libre es intrínsicamente ligada a la manera desde la cual se concibe “habitar” y el valor “objeto” que el hábitat ha adquirido. Efectivamente requiere de una carga de trabajo suficiente para responder a la carga de consumo que esta concepción conlleva.


Concretamente, esta carga reduce las intervalos de tiempo que podemos dedicarnos.


Creo que estas tensiones visibilizan los apparatus de gobierno en torno a los cuales reflexionar con el fin de volver a encontrar la consciencia del sí en este contexto.

Y es en la conciencia del sí que volveremos a encontrar la libertad; a través del cuestionamiento de las verdades que nos rodean. Es también esta, que la distinción entre “habitar” y “habitarse” podría llegar a desaparecer, hecho que, para mí, solo puede ser positivo.


Resultará entonces importante entender y reflexionar en torno a cómo nacen los deseos relativos a “habitar (se)”.

¿Cómo se establecen las diferentes maneras de habitar(se)?

¿Cómo pueden los actos de habitar y habitarse convertirse en apparatus específicos de gobierno? Y, ¿cuál es su traducción para nosotras?


Es importante recordar que de alguna forma, la biopolítica de Foucault ha de ser entendida como una forma de guiar, de “hacer vivir” a las poblaciones.


Recursos

Avrane, P. (2021). Casas. Cuando el inconsciente habita los lugares. Ed. La Cebra, Bs.As.

Chollet, M. (2017). En casa. Una odisea del espacio doméstico. Ed. Hekht, Bs. As.

Despret, V. (2023 (2022)). Habitar como pájaro. Modos de hacer y de pensar territorios. Cactus.


1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page